no se culpe a nadie

este es el último lugar que me quedó